Consejos para hacerle mantenimiento a vuestras cañerías de hierro

Las cañerías de hierro se utilizaban en las casas más antiguas, es un material fuerte, resistente, pero que ya no se usa actualmente, ya está siendo desplazado por cañerías de policroruro de vinilo (PVC), aluminio, acero inoxidable y por otras de materiales galvanizados, lo cierto es que, si tenéis cañerías metálicas en vuestro domicilios vamos a dar una serie de consejos para hacerles mantenimiento adecuado.

El óxido es el principal problema al que debéis enfrentaros al hacerle mantenimiento a este tipo de cañerías, os podréis dar cuenta de que tenéis óxido en vuestras cañerías es por el color del agua, que en vez de salir cristalina, sale con colores turbios, como un agua de tono marrón claro, o de tono rojizo tenue. Hay que añadir un problema principal, y es que no hay productos que ataquen y remuevan el óxido solamente, estos productos afectan las tuberías en sí, por lo que podrían quedar inutilizadas, la recomendación de desatascos urgentes Chapineria en estos casos es que tendréis que cambiar la sección de cañerías que estén llenas de óxido.

Cuando ha bajado el volumen del agua al abrir la llave

Como os dijimos anteriormente, las tuberías de hierro son de redes de distribución de agua muy antiguas, por lo que, si estamos ante la presencia de óxido en estas cañerías, lo más probable es que el volumen del agua disminuya, ya que la mezcla entre el hierro y el agua da como resultado la aparición de óxido, lo que afecta la calidad del agua de vuestra casa.

Si no sabéis de qué material están hechas vuestras cañerías, llamad a los expertos, ellos os dirán el material exacto con que están hechas, y uno de los más comunes es el hierro, puesto que hace muchos años era el único material con que se hacían las cañerías, ya que la mayoría de las casas de la ciudad se hicieron antes de la aparición de las cañerías con material de policloruro de vinilo o comúnmente llamado por su siglas PVC, probablemente vuestra casa si no es nueva, va a tener cañerías de hierro.

Saber esto es importante puesto que va a suponer el empleo de diferentes métodos para hacerles mantenimientos a unos y otros tipos de cañerías, en el caso de las de hierro, su mantenimiento y limpieza puede ser algo más trabajoso por lo expuesto anteriormente, que si os vertéis sustancias químicas corrosivas correrán el riesgo de dañar e inutilizar vuestras cañerías, ya que el hierro es un material casi en desuso, lo mejor que podéis hacer es reemplazar tramos de vuestra red con otro tipo de cañerías, ya sean de PVC, acero inoxidable, acero galvanizado, entre otros, ya que con el hierro podría ser peor el remedio que la enfermedad.

La mejor arma para vuestras tuberías de hierro: la prevención

Ya que es muy difícil contar con productos que no dañen las cañerías de hierro, lo mejor es prevenir las obstrucciones que se puedan generar, en el caso del lavaplatos es harto conocido de que debéis evitar a toda cosa que se vayan restos de alimentos por el drenaje, ya que ocasionarán una obstrucción de las cañerías y, si son de hierro, no es mucho lo que vais a poder hacer, igualmente pasa en el cuarto de baño con el inodoro, la ducha o bañera y el lavamanos, si dejáis caer restos sólidos por los drenajes de vuestros baños, los problemas se os van a volver muy grandes.

Es por esto que si tenéis tuberías de hierro en problemas, antes de hacer nada, antes de llamar a familiares, amigos, conocidos y vecinos inexpertos, gastéis una llamada solicitando ayuda profesional, ya que os la brindarán a precios módicos y con un trabajo excelente, es mejor invertir en un fontanero responsable, que ir por vuestra casa inutilizando tuberías de hierro con productos químicos que, además de que son dañinos para vuestras tuberías, son peligrosos para vuestra salud.

Un remedio casero para limpiar tuberías de hierro es el empleo de hidróxido de sodio, mejor conocida como sosa caustica, no os recomendamos este producto químico ya que, si no se emplea bajo supervisión, podría ser perjudicial para vuestra salud, lo que aumentaría aún más los problemas con las cañerías de hierro, la sosa caustica causa lesiones graves ya que, al tratarse de un ácido potente, os podría provocar inconvenientes si no tenéis la protección adecuada, y no os vamos a nombrar el ácido clorhídrico ya que de plano es más peligroso que el hidróxido de sodio, por lo que no os va a solucionar las obstrucciones de las cañerías de hierro, al contrario, podrían causar problemas de consideración a vuestra salud.