Riesgos y problemas con el empleo de la sosa cáustica

El hidróxido de sodio, también conocido como sosa cáustica, es un producto muy popular en cuanto a su uso para destapar cañerías y desagües, así como otros problemas que ocurren en vuestra casa, así las cosas, la mala manipulación de este ácido (porque es un ácido potente) pueden acarrear problemas e inconvenientes con vuestra salud, ya que no todo lo que brilla es oro, la popularidad que se ha ganado este compuesto químico radica en sus propiedades de ácido altamente corrosivo, puesto que puede afectar en su composición física (puede deshacer) muchos elementos de forma muy sencilla, tanto residuos de origen orgánico, como de origen sintético.

Si leéis los beneficios de la sosa cáustica, podréis pensar que es la solución perfecta para las averías y obstrucciones de vuestras cañerías, ya que, por ser un ácido, disolverá el causante de vuestros problemas de trancas en vuestros drenajes y cañerías, pero, como hemos dicho anteriormente, es su acidez su principal problema, y no su solución final. Su ventaja, es su desgracia, triste, pero cierto, así que mucho cuidado con este compuesto químico.

Como es sabido, la sosa caustica, o hidróxido de sodio es un ácido altamente efectivo de tal manera que podréis llegar al punto de destrozar e inutilizar las cañerías que precisamente estáis intentando reparar o destapar, materiales como el aluminio, que si se usan altas concentraciones de este compuesto químico en tuberías aluminizadas, acaban por fracturarse, lo que conlleva a la madre de los problemas, ya que por buscar una solución, terminasteis ganando un gran problema, puesto que si vuestras cañerías son destruidas por la sosa cáustica, tendréis que reemplazarlas, lo que conlleva en gastos innecesarios de tranquilidad, tiempo y dinero.

Empleo de la sosa cáustica (hidróxido de sodio) en el ámbito industrial

Se emplea en la creación de jabones, lava platos, lava vajillas, entre otros, así como también en la fabricación de papel. A nivel casero, el hidróxido de sodio se utiliza para destapar los drenajes y tuberías de cocinas y cuartos de baño, pese a que su uso se ha vuelto popular en teoría, lo cierto es que no se debe manejar esta sustancia a lo loco, ya que podría causar más problemas que soluciones, no solo problemas en drenajes, sino en la salud de las personas, por lo que si no tenéis ni idea de cómo manipular ácidos, o no tenéis el equipamiento y herramientas necesarias, os imploramos que os abstengáis de usar este compuesto químico en vuestras casas.

El hidróxido de sodio (sosa cáustica), culpable de obstrucciones en las cañerías

Así como lo estáis leyendo, parece una total ironía, pero en ocasiones, utilizar un ácido para remover trancas en los drenajes o cañerías lo que hace es robustecer la obstrucción, ya que si se usa frecuentemente y sin control, dentro de las tuberías se puede desarrollar un fenómeno químico entre la sosa cáustica y las cañerías, este fenómeno se llama cristalización, es un fenómeno mediante el cual, la sosa cáustica se va solidificando en las paredes de las cañerías, lo que, con el tiempo os va a salir peor la inversión en este compuesto químico, puesto que hará todo lo contrario a destapar.

Ya solo tenéis que estar resignado a una sola posible salida; tendréis que llamar sí o sí a los expertos en la materia, a los fontaneros profesionales, ya que os harán un buen servicio, cabe destacar que para facilitarles el trabajo a estos profesionales, deberán tener toda la información posible de los elementos que estuvisteis utilizando para destapar vuestras cañerías, esto con el fin de optimizar el trabajo del fontanero.

Testimonios en favor y en contra de la sosa cáustica abundan por el internet, pero, al ser una fuente consultada por todos, pierde mucho la objetividad, más aún si son páginas web sin ningún tipo de reglas y de buena reputación, podríais ser víctima del internet, y tomar decisiones incorrectas con respecto al uso de este ácido.

Implicaciones negativas para vuestra salud en el caso de tener contacto con el hidróxido de hierro

Al ser un ácido altamente corrosivo, la sosa cáustica es potencialmente peligrosa para las personas, si el contacto es directo, podréis sufrir de corrosión y quemaduras en la piel que tuvo contacto con el ácido, además de que pueden afectar órganos sensibles como los ojos, lo más peligroso es ingerirla, ya que puede quemar y corroer vuestros órganos internos, que no pueden contener tal efecto del ácido, lo que provocará gigantescas hemorragias internas y por último, la muerte. Así que en este post tenéis una balanza lo bastante inclinada a una tendencia que parece obvia: bajo ningún concepto manipules hidróxido de sodio (sosa cáustica9 ni ningún otro ácido si no sabéis manipularlos y no contáis con un equipo de protección mínimo, la vida es muy preciada como para nadar arriesgándola sólo por una obstrucción de una que otra cañería y por ahorrar dinero para no llamar a profesionales, pensad con buena cabeza y tomad una sabia decisión, los profesionales de la fontanería existen por algo, y es para solucionaros vuestros problemas. No dudéis en llamar a desatascos Chapineria baratos.

Consejos para hacerle mantenimiento a vuestras cañerías de hierro

Las cañerías de hierro se utilizaban en las casas más antiguas, es un material fuerte, resistente, pero que ya no se usa actualmente, ya está siendo desplazado por cañerías de policroruro de vinilo (PVC), aluminio, acero inoxidable y por otras de materiales galvanizados, lo cierto es que, si tenéis cañerías metálicas en vuestro domicilios vamos a dar una serie de consejos para hacerles mantenimiento adecuado.

El óxido es el principal problema al que debéis enfrentaros al hacerle mantenimiento a este tipo de cañerías, os podréis dar cuenta de que tenéis óxido en vuestras cañerías es por el color del agua, que en vez de salir cristalina, sale con colores turbios, como un agua de tono marrón claro, o de tono rojizo tenue. Hay que añadir un problema principal, y es que no hay productos que ataquen y remuevan el óxido solamente, estos productos afectan las tuberías en sí, por lo que podrían quedar inutilizadas, la recomendación de desatascos urgentes Chapineria en estos casos es que tendréis que cambiar la sección de cañerías que estén llenas de óxido.

Cuando ha bajado el volumen del agua al abrir la llave

Como os dijimos anteriormente, las tuberías de hierro son de redes de distribución de agua muy antiguas, por lo que, si estamos ante la presencia de óxido en estas cañerías, lo más probable es que el volumen del agua disminuya, ya que la mezcla entre el hierro y el agua da como resultado la aparición de óxido, lo que afecta la calidad del agua de vuestra casa.

Si no sabéis de qué material están hechas vuestras cañerías, llamad a los expertos, ellos os dirán el material exacto con que están hechas, y uno de los más comunes es el hierro, puesto que hace muchos años era el único material con que se hacían las cañerías, ya que la mayoría de las casas de la ciudad se hicieron antes de la aparición de las cañerías con material de policloruro de vinilo o comúnmente llamado por su siglas PVC, probablemente vuestra casa si no es nueva, va a tener cañerías de hierro.

Saber esto es importante puesto que va a suponer el empleo de diferentes métodos para hacerles mantenimientos a unos y otros tipos de cañerías, en el caso de las de hierro, su mantenimiento y limpieza puede ser algo más trabajoso por lo expuesto anteriormente, que si os vertéis sustancias químicas corrosivas correrán el riesgo de dañar e inutilizar vuestras cañerías, ya que el hierro es un material casi en desuso, lo mejor que podéis hacer es reemplazar tramos de vuestra red con otro tipo de cañerías, ya sean de PVC, acero inoxidable, acero galvanizado, entre otros, ya que con el hierro podría ser peor el remedio que la enfermedad.

La mejor arma para vuestras tuberías de hierro: la prevención

Ya que es muy difícil contar con productos que no dañen las cañerías de hierro, lo mejor es prevenir las obstrucciones que se puedan generar, en el caso del lavaplatos es harto conocido de que debéis evitar a toda cosa que se vayan restos de alimentos por el drenaje, ya que ocasionarán una obstrucción de las cañerías y, si son de hierro, no es mucho lo que vais a poder hacer, igualmente pasa en el cuarto de baño con el inodoro, la ducha o bañera y el lavamanos, si dejáis caer restos sólidos por los drenajes de vuestros baños, los problemas se os van a volver muy grandes.

Es por esto que si tenéis tuberías de hierro en problemas, antes de hacer nada, antes de llamar a familiares, amigos, conocidos y vecinos inexpertos, gastéis una llamada solicitando ayuda profesional, ya que os la brindarán a precios módicos y con un trabajo excelente, es mejor invertir en un fontanero responsable, que ir por vuestra casa inutilizando tuberías de hierro con productos químicos que, además de que son dañinos para vuestras tuberías, son peligrosos para vuestra salud.

Un remedio casero para limpiar tuberías de hierro es el empleo de hidróxido de sodio, mejor conocida como sosa caustica, no os recomendamos este producto químico ya que, si no se emplea bajo supervisión, podría ser perjudicial para vuestra salud, lo que aumentaría aún más los problemas con las cañerías de hierro, la sosa caustica causa lesiones graves ya que, al tratarse de un ácido potente, os podría provocar inconvenientes si no tenéis la protección adecuada, y no os vamos a nombrar el ácido clorhídrico ya que de plano es más peligroso que el hidróxido de sodio, por lo que no os va a solucionar las obstrucciones de las cañerías de hierro, al contrario, podrían causar problemas de consideración a vuestra salud.

Consejos para dejar las cañerías limpias y libres de malos olores

¿Padecéis de malos olores en vuestro baño o cocina? ¿Estáis cansados de disimular los malos olores con productos ambientadores? Los productos que soléis usar solo hace eso: disimular. Puesto que hay que hacer un par de cosas más para eliminar esos malos olores, ya que no son precisamente superficiales, esos malos olores vienen desde vuestras cañerías, si tenéis malos olores en vuestras salas de baño y cocinas, os recomendamos leer este post.

En el mercado existen muchos productos que al verterlos sobre las cañerías y drenajes las limpian de restos de sustancias que a veces tapan las tuberías y a su vez quitan los malos olores, el problema radica en que a veces son productos costosos, y son químicos potentes que a veces atentan contra nuestro bienestar y contra el bienestar del ambiente donde nos desenvolvemos, así que os tenemos unas soluciones “hecho en casa” para que eliminéis de una vez por todas los malos olores de vuestros baños y cocinas.

Consejo para que los malos olores se esfumen de las cañerías de vuestro baño y cocina

En las tuberías se acumulan restos de comida, grasas, pelos y otras sustancias sólidas que con el tiempo tapan dichas cañerías, además de que dejan un olor casi insoportable. Ahora bien, lo que tendréis que hacer es coger una botella de vinagre blanco, bicarbonato de sodio y los mezcláis con medio litro de agua caliente.

Lo que vais a hacer es calentar el agua y le echáis un poco de vinagre blanco, mientras está calentando el agua, poned el bicarbonato en el drenaje del baño y de la cocina, ahora sólo tenéis que verter el agua con el vinagre por el drenaje, veréis que se produce espuma, por la acción del agua y el vinagre sobre el bicarbonato, tan solo tenéis que dejar que haga efecto por algunas horas, si lo haces de noche mejor, lo podréis dejar toda la noche sin uso para que la limpieza sea más efectiva, tendréis que repetir esto una vez por semana y veréis resultados magníficos.

Causas de los malos olores en las cañerías de baños y cocinas

Es bueno saber las causas del por qué hay malos olores en vuestras cañerías, puesto que si no tomáis precauciones, el problema podría repetirse y vuestros esfuerzos serían en vano, por lo que a continuación en la empresa desatascos Chapineria os mostraremos las causas más frecuentes de los malos olores en vuestro fregadero o vuestro cuarto de baño.

Una de las principales razones por las que hay malos olores son los desperdicios sólidos provenientes de las comidas, ya que por lo general colocamos los platos en el fregadero sin tirar dichos desperdicios en el bote de basura, lo que ocasiona que vuestras tuberías tengan mal olor y en consecuencia, se tapen con el tiempo, por eso os recomendamos que en el fregadero coloquéis una rejilla para evitar que los desperdicios pasen directo por el drenaje.

Los productos de limpieza de la cocina y los baños son agentes de atascos y malos olores, si, aunque suene irónico, ya que con el tiempo, se incrustan en las tuberías y se solidifican, por lo que, lo más recomendable es usar estos productos químicos que sean de la más alta calidad para que se pueda evitar esta causa de malos olores.

Hay que estar pendientes de los sifones de las tuberías que tenéis en el fregadero y en los cuartos de baño, ya que si empiezan a funcionar mal, éstos pueden ser depósitos de aguas estancadas y con el consecuente mal olor que se desprenden de dichas aguas, lo que tenéis que hacer es acomodar una rutina al menos una vez por semana y limpiar los sifones y las áreas de las cañerías donde pueda haber agua estacada y así eliminaréis los malos olores y también evitaréis que se tapen las cañerías.

Los sistemas de tuberías de las casas no son muy nuevos que digamos, por lo que pueden haber secciones de estos sistemas en que sean muy viejos y, debido al paso del tiempo y del uso, sean caldo de cultivo para todo tipo de microorganismos, desechos sólidos y el material viejo de la tubería que pueda causar que desprendan malos olores y en muchos casos, se tapen, por lo que podéis hacer es llamar al fontanero para ubicar estos puntos problemáticos en vuestro sistema de cañerías y sustituirlos por otras nuevas y de mayor calidad.